Buscar

En México se estima que alrededor del 40% de los trabajadores ha sido víctima de acoso laboral

Actualizado: 20 de sep de 2019



La violencia laboral es un fenómeno que tiene lugar a nivel mundial, el cual puede expresarse de diversas formas desde los jefes hacia los colaboradores, entre compañeros de trabajo o incluso hacia un líder del equipo. Particularmente en México se estima que alrededor del 40% de los trabajadores ha sido víctima de acoso laboral y 5 de cada 10 ha considerado que su lugar de trabajo es carente de las vías de comunicación necesarias para denunciar y cesar estos comportamientos.

Las burlas, bromas pesadas, la exclusión de algún empleado, la humillación, agresión física o sexual y el exceso de carga laboral, son algunas de las manifestaciones de esta práctica. Aunque cualquier persona puede ser víctima de violencia laboral sin importar su género, el número de mujeres que se han enfrentado a esta situación es indiscutiblemente mayor que el de hombres. De acuerdo con la ENDIREH 2016, en México fueron 3,713,235 mujeres quienes dijeron haber sido víctimas de violencia sexual en sus trabajos, 2,973,768, fueron víctimas de intimidación sexual y 1,459,907 fueron víctimas de acoso y/o hostigamiento sexual.

Es por esto que la creación e implementación de un protocolo de actuación para casos de violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual es necesario para prevenir y cesar este tipo de conductas dentro de las empresas. Esto no solo contribuye a frenar la violencia, sino que también tiene grandes beneficios dentro de las relaciones internas y externas, así como en la productividad de la organización, ya que fomenta un ambiente de confianza y seguridad para todos los colaboradores.

Algunas de las consecuencias que tiene la violencia laboral son las siguientes:


Para las víctimas

  • Sufrimiento psicológico: como humillación, disminución de la motivación, pérdida de autoestima.

  • Cambio de comportamiento, como aislamiento, deterioro de las relaciones sociales.

  • Enfermedades físicas y mentales producidas por el estrés, incluso suicidio.

  • Riesgo de pérdida de trabajo.

  • Aumento de la accidentalidad.

Para los empleadores

  • Disminución de la productividad de la empresa debido a: peligro del trabajo en equipo, desmotivación, absentismo.

  • Alta rotación de recursos humanos.

  • Gastos por procedimientos administrativos e indemnizaciones.

  • Dificultad para llenar las vacantes en aquellos lugares de trabajo señalados por problemas de acoso sexual.

  • Deterioro de las relaciones laborales.

Para la sociedad

  • Costes a largo plazo para la reintegración de las víctimas.

  • Incremento de la violencia de género, violencia laboral, discriminación en el empleo, segregación ocupacional.

  • Gastos en procesos legales y penales.

  • Dificultad para el acceso de las mujeres a trabajos de alto nivel y buenos salarios, tradicionalmente dominados por los hombres.

El contar un protocolo de actuación es una herramienta de prevención de todas las situaciones anteriores que a parte otorga una solución rápida para la víctima, previene sanciones y contribuye al cumplimiento de la NOM- 035, la cual se puso en vigencia en Octubre del 2018. En esta Norma se indica, en términos generales, la obligación de implementar en el área de trabajo un modelo de atención a riesgos psicosociales, el cual fomente el bienestar emocional, gestione rasgos psicosociales, promocione el desarrollo humano y cree buenos ambientes de trabajo.

A parte de evitar alguna sanción al no cumplir con esta norma algunos de los beneficios que tienen lugar tras la implementación adecuada de la NOM-035 son:

  • Cohesión, integración y trabajo dentro de la organización.

  • Atracción de nuevos talentos.

  • Prestigio para la empresa

  • Obtención de datos que contribuyan a disminuir los factores de estrés laboral y de esta forma mejorar la productividad y la calidad de vida de los colaboradores.

  • Mecanismos de prevención de la violencia laboral.

  • Incremento del sentido de pertenencia y proactividad por parte de los empleados.

  • Recurso humano motivado.

  • Resulta en una inversión para la empresa.

  • Al lograr una mayor estabilidad emocional en los colaboradores, se disminuyen los factores de riesgo y errores de producción.

  • Mejora en la atención al cliente.

Nosotros podemos apoyarte a erradicar el acoso en tu empresa, a través de:

  • La realización de diagnósticos para detectar conductas ligadas a la violencia laboral.

  • La formación de un comité encargado de resolver esta problemática

  • Campañas y talleres de sensibilización en temas de violencia laboral.

  • La integración de la NOM-035.


Te ofrecemos una sesión de análisis gratuita.

Escríbenos a hola@maken.mx o llama al (+52) 332 471 3635


FUENTE

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram

Guadalajara, México

Celular:

331 881 79 40

Mail:

hola@maken.mx