Image by Ramón Salinero

Mantente a la vanguardia sobre tendencias, desafíos e ideas

disruptivas para un futuro sostenible

Guía práctica para el uso de los nuevos Estándares GRI 2021

Actualizado: 16 dic 2021

Hace apenas unas cuantas semanas que el GRI publicó su última actualización de sus estándares de reporteo de sostenibilidad, modificando el enfoque y la forma en la que las organizaciones comunican sus avances en la materia.


Pero antes de entrar a detalle, nos gustaría darte un panorama general sobre los orígenes de este referente internacional, sus objetivos, así como las diferentes modificaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo.


Posteriormente, analizaremos los cambios de esta nueva actualización y te daremos algunos consejos para su aplicación y ejemplos de cómo los han utilizado otras empresas.

¡Vamos allá!


¿Qué es el GRI?


GRI es el acrónimo de Global Reporting Initiative, una organización no gubernamental nacida en 1998, en Estados Unidos, producto de diferentes abusos ambientales por parte de diferentes empresas del sector del petróleo y gas. Desde sus inicios, su propósito fue el lograr y consolidar recomendaciones que ayudaran y motivaran a las compañías a seguir criterios responsables de impacto ambiental, social y éticos.


Aunque en un principio su objetivo fue brindar únicamente eso, guías y recomendaciones, conforme pasó el tiempo, el interés por la sostenibilidad en las empresas creció y con ello nuevos temas tuvieron relevancia, por lo cual la actualización periódica de estas recomendaciones fue necesaria hasta llegar a la consolidación del primer estándar oficial GRI, publicados en 2016.


¿Cuál es el enfoque de reporte del GRI?


Sin duda, el enfoque de reporteo de GRI está basado en comunicar a los grupos de interés no financieros (principalmente), los impactos ambientales, sociales y de gobernanza (criterios ASG) que las empresas y organizaciones tiene en su entorno.


Esto quiere decir que la información que el GRI espera que las empresas reporten está muy ligada al qué están haciendo por las personas y por el medio ambiente, eficientizando y velando por sus recursos tanto humanos, como naturales.


Sin embargo, esto último ha llamado la atención de inversionistas (un stakeholder crucial para muchas empresas), quienes han empezado a mostrar interés sobre cómo estos criterios ASG pueden influir financieramente en la sostenibilidad de las empresas en las que están interesados en poner capital, por lo que otros enfoques de reporte como el del Sustainability Accounting Standar Board (SASB) han tomado relevancia. Pero ese es tema para otro artículo que muy pronto lo tendremos para ti.


¿Cuáles han sido las diferentes actualizaciones que ha tenido el GRI?


GRI G1: Año 2000

Como mencionamos al principio de este artículo, GRI se fundó en 1998, pero no fue hasta junio de 2000 cuando por primera vez se lanzó la primera guía con una serie de recomendaciones las cuales fueron desarrolladas gracias a la participación tanto de diferentes sectores en EUA, entre ellos el público, privado y desde la sociedad civil.


GRI G2: Año 2002

Dos años después, GRI publicó su primera actualización en donde por primera vez, ofreció un panorama más completo de reporteo para las empresas, dividiendo en tres sus contenidos y recomendaciones, sistema que, por cierto, mantiene de cierta forma hoy en día:

  • Manual de uso para la aplicación de las recomendaciones del GRI

  • Principios de reporteo de la información para el uso de las recomendaciones de GRI

  • Reporte de contenidos (sociales, ambientales, de gobernanza y económicos)


GRI G3: Año 2006

En esta actualización GRI puso por primera vez más atención en cómo las organizaciones y empresas reportaban sus impactos relacionados a los Derechos Humanos, por lo cual introdujo el indicador que hasta 2016 conocimos como GRI 412 Evaluación de Derechos Humanos y con ello las operaciones y relaciones comerciales de las empresas que puedan atentar contra ellos.


GRI G4: Año 2013

Sin duda, el punto de inflexión de este enfoque de reporte ya que en esta actualización se le dio más peso al concepto de materialidad, esto último por la ambigüedad de los temas a comunicar en versiones pasadas del GRI, lo cual ocasionaba que muchas empresas reportaran temas que no eran lo suficientemente relevantes para sus negocios.


Es así que, por primera vez, se exigía un análisis de materialidad como requisito para reportar. De esta forma, las empresas sabrían antes cuáles son los temas ambientales, sociales y de gobernanza más importantes para ellas.



GRI STANDARDS: Año 2016

Después de 16 años, las versiones que aún eran guías, pasaron a ser finalmente un estándar, gracias a la colaboración que tuvo GRI con el Global Sustainability Standards Board (GSSB).


Aunque en esencia se conservaron los mismos contenidos y principios de reporteo que su versión anterior, los GRI STANDARDS se diferenciaron ya que proporcionaron contenidos mucho más claros y segmentados de acuerdo a los impactos ambientales, sociales y de gobernanza de las empresas.


Por primera vez, GRI ofreció módulos por temáticas, cada uno de ellos con una serie de indicadores de reporteo, incluyendo, además, información general de la empresa (GRI 102), así como la gestión de sus principales temas materiales (GRI 103).



Durante poco más de cinco años, estos estándares se convirtieron en el común denominador en cuanto al enfoque de reporte de las estrategias de sostenibilidad. Eso hasta que en octubre de 2021 tuvieron su última y más reciente actualización, de la cual hablaremos a continuación.


Según estudios y reportes, se calcula que aproximadamente el 80% de las 250 compañías más grandes reportan sus avances de sostenibilidad con GRI y alrededor de 5,000 lo hacen en el mundo.

GRI STANDARDS 2021


Hace apenas un par de meses que el Global Reporting Initiative anunció su última actualización de sus estándares los cuales conservan en gran parte la esencia de 2016; sin embargo, hay cambios sustanciales en que definitivamente cambiarán la forma en la que las organizaciones comunican sus avances.


¿Qué cambios importantes hay en la actualización de los estándares GRI en 2021?


El primero de ellos es el cambio de nombre para los estándares universales (GRI 101, 102 y 103), pero sobre todo hay una consolidación más puntual de los requerimientos en cada uno de ellos y que veremos más adelante.



En cuanto a los Fundamentos o Principios para el uso de los estándares (G1), siguen siendo 9:

  • Aplicar efectivamente los estándares

  • Reportar la información que solicita el G2: "Información general"

  • Identificar los asuntos materiales de tu empresa

  • Reportar para cada uno de los temas materiales de tu empresa los indicadores del G3

  • Reportar los indicadores ESG que ofrece GRI para cada uno de los temas materiales de tu empresa

  • En caso de omisión de información, especificarlas razones del por qué no se cuenta con ella

  • Publicar un índice de contenidos GRI

  • Proporcionar una declaración de uso de los estándares, ya sea de manera esencial o exhaustiva

  • Notificar a GRI el uso de sus estándares

Otro de los cambios más significativos, fue la compactación de los estándares generales de la organización ahora G2, los cuales pasaron de 56 a únicamente 30, divididos en 5 grandes temáticas:

  • Prácticas de reporte en la organización.

  • Actividades y colaboradores.

  • Gobernanza corporativa.

  • Estrategia, políticas y prácticas.

  • Compromiso con los grupos de interés.


Finalmente, se ha anunciado la publicación de estándares sectoriales los cuales tendrán como finalidad brindar recomendaciones más específicas sobre los impactos ESG de las empresas y así puedan determinar aún mejor los asuntos que son más relevantes para ellas.

GRI pretende lanzar aproximadamente 40 sectores diferentes, entre los que están priorizados:

  • Empresas del sector del carbón

  • Empresas del sector de agricultura y pesca

  • Empresas mineras

  • Comida y consumo

  • Empresas del sector de textiles

  • Empresas del sector de la banca

  • Empresas de seguros

  • Empresas de gestión de activos

  • Empresas de servicios básicos

  • Empresas dedicadas a la generación de energía renovable

  • Empresas que dependen de materia prima proveniente de bosques

  • Empresas metaleras

Hasta el momento sólo se ha publicado el Estándar 11 de Petróleo y Gas.



Como puedes ver, son varios los cambios respecto a los estándares de 2016. Los indicadores se han simplificado mucho, y con la aparición de estos estándares sectoriales, lo harán aún más, lo cual hará mucho más entendibles las expectativas de impactos que se esperan de las empresas y, por ende, que muchas más se animen a reportar.


Dicho lo anterior, tal vez te estés preguntando justamente eso: ¿cómo aplico estos estándares en mi empresa? Bueno, quédate un poco más con nosotros que te daremos algunos consejos y ejemplos de cómo lo han hecho otras empresas.


¿Cómo usar correctamente los Estándares GRI 2021?


Antes de que consideres usar estos estándares, tienes que necesariamente haber realizado un estudio de materialidad en tu empresa con el cual identificar los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo a los que te enfocarás y, por lo tanto, reportarás en tu informe de sostenibilidad.


¡Aunque cuidado!


Este análisis debe hacerse por lo menos un año o dos antes de la elaboración del informe, ya que eso dará tiempo suficiente de gestionar tu estrategia de sostenibilidad y trabajar en los asuntos que resultaron relevantes. De esa manera, te asegurarás de comunicar internamente a las áreas de la empresa que posiblemente podrán facilitarte toda la información que necesitas, además de trabajar en tus objetivos de sostenibilidad.


¿Reportarás en forma Esencial o Exhaustiva?

Define cómo reportarás la información de tu empresa, si usando de manera exhaustiva los indicadores principalmente relacionados con la información general (G2), así como la información económica que brinda el GRI.


Te recomendamos que, si aún no cuentas con una gestión completa de la sostenibilidad, utilices el formato esencial y así reportes lo que sí tienes a tu alcance.


Identifica la información cualitativa y cuantitativa de los indicadores

De cada uno de los asuntos relevantes ambientales, sociales o de buen gobierno que hayas identificado como relevantes, necesitarás tanto información cualitativa que explique por qué es relevante ese tema, así como cuantitativa, la cual brindará en números los avances, retrocesos o impactos que ha tenido tu empresa.